Lili Campos Encabeza la Lucha para Terminar con la Alerta de Género en Solidaridad

El bienestar y la seguridad de las mujeres se encuentran en el centro de la agenda de Lili Campos Miranda, la presidenta de Solidaridad. Los significativos progresos alcanzados en este ámbito han avivado la esperanza de que la alerta de género en el municipio pueda ser revocada.

Esto se puso de manifiesto durante la firma de un acuerdo con el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) para erradicar la violencia política de género. Campos destacó que en Solidaridad se han instituido medidas concretas para abordar la violencia de género, como la creación del Instituto Municipal de la Mujer y la implementación de los Puntos Violeta.

“Es nuestra aspiración que, en algún momento, la alerta de género sea retirada, incluso si es de manera parcial. Estamos comprometidos a presentar esta solicitud porque se ha reportado la presentación de denuncias, lo cual es esencial. Queremos que las mujeres no permanezcan en silencio, que no se vuelvan invisibles y que tengan la seguridad de que cuentan con el respaldo de las autoridades, así como la certeza de que se atenderán más casos”, expresó Lili Campos en una entrevista.

El objetivo que persiguen es forjar una sociedad más equitativa, reduciendo la brecha de género no solo en Solidaridad y Quintana Roo, sino en toda la nación mexicana, con el propósito de alcanzar una sociedad más justa e igualitaria.

“Estamos trabajando incansablemente para eliminar la cultura machista. Continuaremos impulsando la idea de que las mujeres comprendan que sus voces son valiosas, que pueden confiar en el apoyo de las autoridades y que no permitiremos que se perpetúen más actos de violencia contra ellas”, subrayó.

En el contexto de este acuerdo, y al abordar la problemática de la violencia política de género, de la cual ella misma ha sido víctima, Lili Campos señaló que las autoridades e instituciones actualmente ofrecen un nivel de protección sin precedentes a las mujeres.

“Hoy en día, disponemos de leyes que respaldan este cometido y autoridades que realizan investigaciones de manera imparcial. Un ejemplo claro es mi propio caso; en algún momento fui víctima de violencia política. Como se ha mencionado, esto marca un hito a nivel nacional, siendo el primer caso donde una persona está siendo procesada por cometer el delito de violencia política de género en perjuicio de una mujer, en este caso, yo misma”, resaltó la presidenta.