Dos gemelas de 12 años se aventaron de un tercer piso, una murió y otra está grave

La muerte de una niña de 12 años tras precipitarse al vacío junto a su hermana gemela, herida de gravedad, reavivó la preocupación en España por la salud mental de los adolescentes, mientras la policía investiga las causas. El martes por la tarde las dos menores (de origen argentino, según la prensa) se lanzaron desde el balcón del tercer piso del edificio donde residían en Sallent, una localidad a unos 60 kilómetros de Barcelona, informó la policía regional catalana.

El caso ha conmocionado a la localidad. Foto: Captura. 

Una de las dos jóvenes falleció en el acto y su hermana gemela fue trasladada en estado crítico al hospital. El suceso ha causado fuerte impresión en España, donde se están siguiendo con atención los detalles que se van conociendo sobre la situación psicológica de las hermanas, que dejaron dos cartas manuscritas y, según indicaron allegados a los medios locales, habían padecido acoso escolar.

Las autoridades están preocupadas

“Especialmente después de la pandemia hemos conocido que está habiendo un aumento de conductas autolesivas de nuestros jóvenes, especialmente de los adolescentes”, lamentó este jueves la ministra española de Educación, Pilar Alegría, que pidió sin embargo no sacar conclusiones hasta que finalice la investigación.

Las investigaciones continúan. Foto: Especial. 

“Estamos trabajando con todas las administraciones porque, desde luego, con un solo caso que haya [de acoso escolar] nos tiene que preocupar a toda la administración y sobre todo tratar de dar las máximas soluciones”, agregó.

Acusan acoso escolar

De acuerdo al diario La Vanguardia, las chicas habían llegado a la localidad de Sallent con su familia, originaria de Argentina, hace unos dos años, y cita a un conocido que indica que las jóvenes sufrían mofas e insultos de algunos compañeros en el centro escolar.

Las burlas se habrían incrementado, según varios medios, cuando una de las hermanas había manifestado que se sentía un varón. El Departamento catalán de Educación explicó, sin embargo, que “el centro no había detectado problemática específica de acoso escolar“, pero que sí “había dado apoyo psicológico y de orientación a las alumnas desde el inicio de curso”.

Con información de AFP