Cierre de la Torre Eiffel en París por Huelga de Trabajadores

Los visitantes que aguardaban ansiosos disfrutar de la vista desde la majestuosa Torre Eiffel se encontraron con una sorpresa desagradable el lunes pasado, cuando el emblemático monumento de París cerró sus puertas debido a una huelga protagonizada por los trabajadores.

El personal de la torre, reclamando mejoras en sus condiciones laborales y salariales, inició un paro indefinido en protesta por lo que consideran una gestión financiera deficiente por parte de la empresa que gestiona el sitio, el cual es propiedad del ayuntamiento de París.

Según Stephane Dieu, representante del sindicato CGT, la huelga tiene como objetivo obtener aumentos salariales que estén acordes con los ingresos generados por la venta de entradas, así como mejoras en el mantenimiento del monumento, el cual recibe alrededor de siete millones de visitantes al año.

Este paro coincide con un aumento en la demanda turística debido a la cercanía de los Juegos Olímpicos de verano que se llevarán a cabo en París en 2024. Muchos viajeros que llegaron a la icónica torre de 300 metros de altura se encontraron con un aviso en inglés que les informaba del cierre y les pedía disculpas.

En la página web de la torre, se advirtió a los visitantes sobre la interrupción del servicio y se les recomendó consultar el sitio antes de acudir al monumento o posponer su visita. Aquellos que habían adquirido las entradas con antelación recibieron notificaciones por correo electrónico.

No es la primera vez que la Torre Eiffel se ve afectada por huelgas. El año pasado, el monumento estuvo cerrado durante un día entero en Navidad y Año Nuevo debido a una disputa contractual entre los trabajadores y la dirección.