Biden y Trump compiten por cada voto en Estados Unidos

Biden y Trump compiten por cada voto en Estados Unidos

El expresidente atribuye la responsabilidad del mal desempeño al candidato demócrata, especialmente en lo que se refiere al tema migratorio. El presidente ha dicho inequívocamente que la democracia de la nación será puesta a prueba el martes.


Washington.— El Partido Republicano dijo este miércoles que tomará el control del Congreso en las próximas elecciones de medio término en Estados Unidos, con base en los resultados de las últimas encuestas. El Partido Demócrata, por otro lado, dijo que mantendrá su poder.


Tanto el presidente Joe Biden como su antecesor, el presidente Donald Trump, hicieron esfuerzos apresurados, el primero de los cuales fue a favor de los demócratas. La segunda fue presentada por el Partido Republicano. Durante un mitin en Miami, Trump puso un fuerte énfasis en el tema de la inmigración. Dio su palabra de que el vicepresidente Joe Biden y Nancy Pelosi, quien es la actual presidenta de la Cámara de Representantes, “nos han dejado expuestos al abrir nuestras fronteras”.


Acusó al actual presidente de hacer un “trabajo terrible” al liderar el país e instó a los votantes a votar por Marco Rubio, quien se postula para la reelección al Senado, y por Ron DeSantis, quien es gobernador de Florida. con quien crece la competencia de cara a las elecciones presidenciales de 2024. Culpó al actual mandatario por el “terrible trabajo” que está haciendo al frente del país. Si el presidente anterior decide postularse nuevamente para el cargo, DeSantis es uno de los candidatos que se cree que tiene posibilidades de vencer a Trump en las elecciones primarias republicanas. Esto suponiendo, por supuesto, que Trump vuelva a postularse para presidente.


Ha habido informes en los medios de comunicación que indican que hará un anuncio el 14 de noviembre. Ayer, expresó su interés en postularse nuevamente para presidente, afirmando que “para que nuestra nación sea próspera, segura y maravillosa”, es probable que tendrá que hacerlo en el futuro. “Tienes que prestar atención”.


Trump, al igual que lo ha hecho en mítines anteriores, criticó la campaña del Partido Demócrata contra la posesión legal de armas y afirmó que Estados Unidos ha experimentado un aumento en el crimen y el tráfico de drogas más allá de lo que la nación haya visto antes. También cuestionó la posición del vicepresidente Biden sobre el “peligro” que representa China y su política exterior “pobre” en general.


En los Estados Unidos, las elecciones de mitad de período se ven con frecuencia como un referéndum sobre el presidente que está actualmente en el cargo. Estas elecciones se llevan a cabo cada dos años y someten a reelección a los cargos estatales y al pleno de la Cámara de Representantes. Una tercera parte de los escaños del Senado también están disponibles para elección. Cuando el índice de popularidad del presidente cae por debajo del 50%, como sucedió con Biden, el partido que actualmente está en el poder a menudo sufre pérdidas en la cantidad de escaños que tiene en el Congreso. Según NBC News, casi 40 millones de estadounidenses ya votaron temprano en las elecciones.


Rick Scott, líder de la bancada republicana en el Senado, dijo que el 8 de noviembre será una “gran noche”, y Glenn Youngkin, gobernador de (este) de Virginia, dijo que su partido “ofrece soluciones de sentido común” a problemas como la inflación y el crimen que preocupan a los estadounidenses.
En una entrevista con ABC News, Youngkin pronosticó que “esta será una llamada de atención para el presidente Biden”.


En la cámara baja, los demócratas han tenido una mayoría mínima durante los últimos dos años, mientras que en la cámara alta, solo el voto de la vicepresidenta Kamala Harris les ha dado la mayoría en esa cámara.


Según las encuestas, los republicanos ganarán fácilmente el control de la Cámara de Representantes, y existe la posibilidad de que también recuperen el control del Senado.


En una entrevista con CNN, Ronna McDaniel, presidenta del Partido Republicano, dijo a los televidentes que los candidatos “aceptarían” los resultados de las encuestas sin importar quién ganara las elecciones.


Como resultado, he cuestionado numerosas afirmaciones hechas por candidatos que fueron leales a Trump y que nunca admitieron una derrota en las elecciones presidenciales que se llevarían a cabo en noviembre de 2020. Kari Lake, quien se postula para gobernadora de Arizona y aspira a convertirse en la directora ejecutiva del estado, se ha negado, por ejemplo, a afirmar que aceptaría una derrota a manos de su oponente demócrata. dentro de este conflictivo estado ubicado en la región suroeste de los Estados Unidos.

El domingo, las noticias locales dijeron que un republicano conocido por sus puntos de vista de extrema derecha había recibido dos sobres. Dentro de cada sobre había un misterioso polvo blanco, que ahora está siendo investigado por el FBI.


El senador republicano Ron Johnson de Wisconsin (Norte), que se postula para la reelección contra el retador demócrata Mandela Barnes, también se ha negado a anunciar si reconocerá o no los resultados de la elección.


lo está pasando mal en Nueva York Biden, a quien el sábado se sumó el expresidente Barack Obama, subrayó ayer que las elecciones del martes definirán más que la composición del Congreso: “Nos acercamos a un momento de inflexión… “Nuestra democracia está en peligro”.

Obama también estuvo presente durante la comparecencia de Biden el sábado. El hecho de que el vicepresidente Biden esté haciendo campaña en Nueva York, un estado que ha sido históricamente un bastión del apoyo demócrata, es evidencia de los desafíos que ahora enfrenta la gobernadora estatal Kathy Hochul. El oponente republicano de Hochul, Lee Zeldin, ha ido ganando terreno en las encuestas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *