Alarma en Ejido Norte de Playa del Carmen por Descarga Furtiva de Aguas Residuales

En las calles del Ejido Norte de Playa del Carmen, la comunidad ha levantado su voz contra una problemática inquietante que afecta su calidad de vida: la descarga ilegal de aguas residuales en un rincón residencial. Vecinos consternados han denunciado la llegada sigilosa de camiones cisterna cargados de líquidos insalubres, desencadenando una cascada de consecuencias perjudiciales para la salud pública y el entorno en el que residen.

El oscuro acto de estas descargas ilegales tiene lugar bajo la cobertura de la noche, cuando los camiones vertiginosamente vacían su contenido directamente en la red de alcantarillado. Este proceder ha desencadenado una emisión olfativa desagradable que se arrastra sigilosamente por las tuberías de las viviendas colindantes, tejiendo un panorama insostenible para las familias residentes.

Ubicado en el cruce de la calle 30 bis con las calles 90 y 95, el sitio en cuestión esconde su actividad durante el día, aunque bajo la manta nocturna, camiones análogos a los empleados en áreas sin sistema de drenaje, descargan sin escrúpulos su carga tóxica.

Con angustia, una de las habitantes expresó su consternación: “En plena madrugada, un penetrante hedor se infiltra en nuestro entorno. Vivir en estas circunstancias resulta inviable. La fetidez se insinúa insidiosamente por cada conducto de nuestras moradas”. Curiosamente, también se ha avistado la presencia de unidades de baños portátiles en el terreno, dando pie a especulaciones sobre la posibilidad de que actividades comerciales al margen de la ley estén aconteciendo en la penumbra.

En respuesta a este panorama desalentador, los residentes han recurrido a medidas drásticas para denunciar la situación. Se han presentado múltiples quejas tanto ante las instancias de Medio Ambiente como al número de emergencia 911. Sin embargo, hasta el momento, las autoridades han sido incapaces de poner freno a las operaciones clandestinas, que prosiguen sembrando incomodidad y zozobra en la comunidad.

Como lo plantea un residente: “Hemos alzado nuestra voz en reiteradas ocasiones ante esta situación, pero la actividad ilícita sigue su curso. Nos cuestionamos el porqué de la falta de acción para detener a los responsables”. Esta problemática subraya la urgente necesidad de una acción enérgica por parte de las autoridades competentes para erradicar de raíz esta descarga subrepticia de aguas residuales y proteger la salud y el bienestar de los habitantes del Ejido Norte de Playa del Carmen.